lunes, 6 de febrero de 2017

Hidden Figures (2017) - Ted Melfi

Theodore Melfi (St. Vincent) ensambla Hidden Figures (Talentos Ocultos) como la película perfecta para los Oscars. Incluye los elementos clásicos que le encanta premiar a la academia:
- Reivindicación social.
- Hechos históricos transcendentes.
- Un buen puñado de veteranos de la actuación junto con algunas figuras en ascenso.
- Una historia ágil y divertida pero con fuerza dramática.

Basada en la historia real de 3 mujeres afroamericanas, que gracias a un talento especial para las matemáticas y para entender complicados procesos numéricos y mecánicos, terminan siendo piezas claves para el triunfo norteamericano en la carrera por llegar a la luna.

Las tres fueron destacadas figuras en sus areas de experiencia, demostrando tener un nivel intelectual por encima del promedio, a pesar de vivir en la América segregada de los sesentas.

La historia, siendo un hecho histórico, se presenta de forma directa y sin mayor juego de tiempos, dramatización o algún gimmick artístico. Se centra en los "pequeños" logros que realizan cada una de sus protagonistas día a día; en como se van abriendo paso a la vez de como va "cambiando" la forma en que sus compañeros las ven conforme van demostrando no solo su capacidad intelectual, sino una inteligencia emocional por encima de la de sus colegas; y finalmente, en como estos logros se traducen en mayores oportunidades para el equipo de "COLORED COMPUTERS" (Computadoras de Color, como se le llamaba al equipo de mujeres cuyo trabajo era el de realizar y revisar todos los cálculos matemáticos que necesitaban los distintos proyectos de la NASA).

Y con toda esta carga, el gran éxito de Hidden Figures radica en no caer en el melodrama simplista, y más bien ir celebrando cada logro de forma ágil y divertida. Nos muestra que estos personajes, a pesar de las dificultades, no centran su vida en el trabajo, sino en trabajar para desarrollar su comunidad y su vida en conjunto. Muestran una gran unión entre personas que buscan la igualdad en un país todavía quebrado por el racismo.

Un punto aparte, y una de las cosas que más me gusto el film, fue el uso de la música como indicador de triunfo; excelente banda sonora para ir narrando esta historia.

Sin duda será una de las películas que peleará la estatuilla principal en los próximos premios Oscar; es una de esas películas que recomiendo, no solo por que esta muy bien hecha, sino por que su contenido y mensaje es relevante y se encuentra vigente hoy como hace 50 años atrás.

Puntaje: 10/10