domingo, 3 de abril de 2011

Star Trek (2009) - J.J. Abrams

Despues de dos fracasos comerciales y de crítica,  Insurrección (1998) y Némesis (2002), cuando la franquicia parecía encontrarse en un estado de extinción, surge esta reinvención de las aventuras del SS Enterprise de la mano de J.J. Abrams (Mission: Imposible 3), con excelentes resultados tanto comerciales (es el film de la franquicia más exitoso) como de crítica.
En una jugada inteligente, pero arriesgada, se decidió comenzar de cero. La historia narra un nuevo comienzo para las aventuras del SS Enterprise y su tripulación original. Esto se logra por que, debido a una anomalía del futuro, los personajes originales de la serie (y las primeras películas de la saga) son enviados a una realidad paralela, donde deben "comenzar de nuevo". Esto nos permite dos cosas:
1) Traer a todos los personajes originales nuevamente a la pantalla, sin la necesidad de rellenarnos de remakes innecesarios (y no deseados).
2) Plantear nuevos retos y aventuras para el deleite de todos los "Trekies" del mundo.
La historia básicamente nos cuenta como los personajes que todos conocemos - James T. Kirk, Spock, Bones, Uhura, Scotty, Sulu y Chekov - llegan a ocupar sus puestos en la cabina de mando del SS Enterprise.
Pero además, y aquí está la mayor fortaleza de esta película, nos presenta dos personajes antagónicos y en conflicto, Spock y Kirk, que deben primero resolver sus propias diferencias antes de unir fuerzas para lograr derrotar al malo de turno: Nero (interpretado por Eric Bana, en una excelente actuación).
La interacción entre Spock (Zachary Quinto) y Kirk (Chris Pine) viene "endulzada" por sus propios conflictos internos. El primero se encuentra en la constante lucha entre la lógica pura de los Vulcanos y las emociones de los Humanos (él es hijo del matrimonio de un vulcano con una humana); por otro lado tenemos al renegado Kirk quien creció sin padre - su padre muere enfrentando a Nero (Eric Bana), salvando a 800 vidas, entre ellas la de su hijo recien nacido -; y es justamente en esta "rebeldía juvenil" en la que Kirk encuentra la fuerza que lo guía (sólo le faltaba alguien que lo encamine).
Visualmente, como era de esperarse, es espectacular, con efectos especiales de primer nivel y distintos escenarios muy bien logrados. La iluminación es clara, brillante, dando un sensación de esperanza y positivismo; a pesar de los conflictos, y la presencia de un enemigo muy poderoso (la película sólo se vuelve oscura cuando estamos dentro de la nave de Nero), en el fondo todos saben que trinufarán. Y lo que terminó triunfando fue el film completo.
Lo único que faltó, es desarrollar más las personalidades de los demás miembros de la tripulación (aunque algo de trabajo se hace, no es suficiente), sin embargo esto nos deja un espacio abierto para seguir creciendo la franquicia con más entregas; de hecho, ya está en etapa de producción la siguiente cinta de esta "nueva" saga.

Puntuacion: 8/10